91 815 92 22 – 635 400 982 info@fincaelvivero.com

Historia

La finca fue comprada en septiembre de 1977 por un matrimonio joven con tres hijos. Que tras un pequeño negocio en el centro de Madrid venían buscando la tranquilidad del campo para ellos y sus hijos.

En sus inicios la finca solo constaba de unos 10.000 metros cuadrados con un restaurante castellano, un cenador y una pequeña zona para los niños con un columpio, un tobogán y una voladora. La especialidad en esos momento del restaurante era la sopa castellana, el jamón, la trucha, el conejo y un buen flan casero.

Los primeros eventos que se celebraron en el cenador fueron unas comuniones en mayo de 1978 demandadas por sus clientes habituales, los cuales querían hacer las comuniones de sus hijos. La primera boda fue celebrada en el restaurante en noviembre de 1978.

Debido al aumento de la demanda de eventos se compro en 1980 la finca colindante de otros 10.000 metros cuadrados y se construyo sobre el cenador un salón con mejores instalaciones para atender los eventos demandados en invierno y en verano.

En Abril de 1981 se celebraron los primeros eventos en el salón y se trasladaron los columpios a la finca actualmente adquirida, ampliando igualmente la zona de aparcamiento, muchos cliente nuestros todavía recuerdan el juego de la rana y el borriquito automático.

En esa temporada el restaurante se empezaba a quedar pequeño, ya que solo contaba con el salón principal. En 1985 se reformo ampliando su capacidad con un segundo salón, la barra se acorto con la construcción de un horno de leña, con lo que comenzó en este momento la verdadera especialidad del Restaurante, el asado en horno de leña.

En 1995 el salón empezaba a necesitar un cambio, las columnas que estaban forradas de maderas se pusieron de cristal, y las cortinas vedes se pasaron a unas cortinas lisas azules. Poco duraron esas cortinas que daban tanta sobriedad y se pusieron una bandos con azul y dorado que ampliaba la visibilidad de las vidrieras que se mandaron fabricar con representaciones de la naturaleza, que son las que actualmente mantenemos.

A finales del 2002 reformamos el salón drásticamente, empezaba a llevarse mas la discoteca que las orquestas y hicimos desaparecer el escenario para convertirlo en el actual jardín botánico con una fuente donde esta ahora la presidencia, la mitad de las paredes las forramos con madera de color crema y el resto de la pared de color fucsia, y desaparecieron por completo cualquier tipo de cortinas que no dejarán verse las vidrieras. La primera boda que se celebro tras la última reforma del salón fue la de la hija mayor de los fundadores.

El aparcamiento que ampliamos en su día todavía era de gravilla y a primeros de 2004 lo asfaltamos para tener un mejor acceso. El tobogán hinchable situado detrás de la carpa se traslado cerca del restaurante y detrás de la carpa se adapto con una pequeña carpa para que las bodas del mediodía pudieran disfrutar de mas horas de discoteca y tuvieran las mismas opciones que las bodas de por la noche.

Hasta el día de hoy hemos seguido haciendo pequeñas mejoras en las instalaciones adaptándonos a las necesidades que se van pidiendo en la sociedad que como es normal año tras año son diferentes.

En Octubre de 2010 empezamos una reforma solando las zonas de cocteles, ampliando los jardines y modificando las fuentes que duró hasta Marzo de 2011, en la cual diseñamos una puerta de hierro con ojos de Buey para mejorar la entrada. En la zona de cotel del salón se ha instalado una pergola con imitación a madera que también utilizamos para las cenas en la terraza ya que esta en una zona frente al tobogan hinchable para la tranquilidad de las parejas que vienen con niños.